El lanzador Zach Plesac está descontento con críticas

El lanzador Zach Plesac está descontento con críticas

agosto 14, 2020 Desactivado Por info


Zach Plesac, lanzador de los Indios de Cleveland, siente que él y su compañero Mike Clevinger han sido retratados injustamente como “gente mala” a raíz de que el equipo los puso a ambos en cuarentena por infringir los protocolos de COVID-19 el fin de semana anterior en Chicago.

Plesac dijo que había difundido el jueves un video de seis minutos en su cuenta de Instagram con el objetivo de “plantear la verdad” sobre la situación ante los fanáticos del club.

El lanzador de 25 años reconoció que desobedeció las órdenes del equipo, que impedían abandonar el hotel el sábado. Junto con Clevinger, fue a cenar y socializar con varios amigos de Plesac.

En la jornada, Plesac había lanzado, y se había llevado el triunfo en el juego entre los Indios y los Medias Blancas.

Clevinger no reveló al equipo que había acompañado a Plesac. Voló de regreso con el resto de sus compañeros

Responsables de seguridad de las Grandes Ligas informaron a los Indios que los dos lanzadores fueron vistos el público. El club dispuso entonces que un automóvil trasladara a Plesac a su casa, para que no tuviera contacto con sus compañeros en caso de que hubiera contraído el coronavirus durante su salida.

Clevinger no reveló al equipo que había acompañado a Plesac. Voló de regreso con el resto de sus compañeros.

Los Indios colocaron a los dos lanzadores derechos en la lista de restricciones el martes. Ese día, Adam Plutko, otro pitcher de Cleveland, comentó que Plesac y Clevinger “habían hecho mucho daño».

“Nos mintieron”, reprochó.

Plesac insiste en que no hubo malicia en sus actos. Asegura que tanto él como Clevinger se cuidaron de guardar la debida distancia durante su cena con el grupo de amigos y después de ésta.

El pitcher indicó que ha dado dos veces negativo del virus, aunque aseguró que entiende los riesgos que corrió al abandonar el hotel.

Si bien aceptó que había infringido el código de conducta implementado por el equipo para proteger a los peloteros, consideró injustas las críticas hacia él y Clevinger en algunos medios.

“La prensa es terrible, hombre”, dijo Plesac en el video. “Hace algunas cosas perversas para fabricar historias, hacer que ciertas cosas suenen mejor o peor”.

Según Plesac, él y Clevinger cumplieron con los parámetros de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) cuando salieron del hotel, y no estuvieron “con más de ocho personas en toda la noche”.

Lamentó que él y su compañero hayan sido retratados como “malos compañeros, gente mala”, y que se les haya “arrastrado al lodo”.