Madrid quiere «normalizar» el teletrabajo para sus empleados

Madrid quiere «normalizar» el teletrabajo para sus empleados

julio 11, 2020 Desactivado Por info


La Comunidad de Madrid elabora ya un marco regulador para que sus empleados públicos se incorporen -siempre de forma voluntaria- a fórmulas de teletrabajo desde este otoño, una vez que la crisis sanitaria ha demostrado que se puede hacer y que funciona bien.

Así lo ha asegurado el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, en una rueda de prensa en la que ha reconocido que si bien esta fórmula «hasta ahora está muy poco presente» en la Comunidad de Madrid, tras la «prueba piloto a gran escala» que ha tenido que hacerse por la crisis sanitaria, el Gobierno regional quiere «aprovechar la oportunidad» e incorporarla «a la normalidad».

Para ello la Consejería ya ha elaborado un marco regulador que está negociando con los sindicatos con el propósito de que de cara al otoño los trabajadores que voluntariamente quieran -y cuyas funciones lo permitan- puedan teletrabajar.

El modelo en el que trabaja la Comunidad para sus empleados públicos está basado en la flexibilidad y la cultura del trabajo por resultados, ha explicado el consejero.

La idea es que el empleado público y su responsable directo consensúen cómo puede ser su jornada laboral sujeta a teletrabajo siempre que cumpla unos objetivos prefijados para cada caso individual, objetivos que deberán ser controlados para garantizar que alcanzan los resultados.

De esta manera, se pretenden lograr varios fines: contribuir a la atracción y retención de talento de los empleados públicos, promover la eficacia, garantizar la conciliación, avanzar hacia una administración pública digital, luchar contra el absentismo laboral y contribuir a la mejora del medioambiente reduciendo los desplazamientos.

«El Gobierno regional apuesta por un modelo de teletrabajo basado en la flexibilidad, en el que cada unidad administrativa sea la que elija y decida, de una manera consensuada, cómo integrar el teletrabajo en la organización de los equipos, de tal manera que se adapte a las necesidades del trabajador y garantice la prestación del servicio”, ha resumido Fernández-Lasquetty.

El consejero ha recordado que durante los pasados meses se ha hecho una «experiencia piloto a gran escala» que ha demostrado que «se pueden hacer las cosas» desde casa en determinados puestos.

Así, desde el 11 de marzo cerca de 63.000 trabajadores públicos madrileños han estado trabajando en remoto, uno de cada tres, lo que arroja el dato del 39 % del total de empleados públicos.

Este porcentaje se eleva al 74,5 % si se excluye a los trabajadores del ámbito sanitario que inevitablemente han de desarrollar sus funciones de manera presencial.

La prueba del buen funcionamiento del teletrabajo es que durante este tiempo se han tramitado más de 3,4 millones de expedientes «con absoluta normalidad» y se han celebrado unas mil reuniones por videoconferencia a la semana. EFE